martes, 15 de junio de 2010

EL VALOR DE LA HONRADEZ

LA HONRADEZ


Es respetar y no apropiarse de las cosas materiales de los demás. Si en algún momento de nuestra vida le quitamos a alguien sus pertenencias, el Universo lo toma como un préstamo, y en cualquier instante de esta vida material o de otra, tendremos que devolverlo. Por ello cuando alguien nos roba, de alguna manera estamos restituyendo tales "préstamos". En la medida en que logremos perdonarle a quien lo hace, nos estaremos perdonando a nosotros mismos el haberlo hecho.

El significado particular y privado de la honradez es temer y alejarse de todo lo que merece un castigo, de todo lo que es pecaminoso, ilegal e indeseable. Algunos dicen que los pequeños errores en el juicio, y los pequeños pecados, no son importantes: si uno se mantiene limpio de los pecados más grandes, ese esfuerzo causa el perdón de los pequeños errores, y no se lo castiga.

Pero los pequeños pecados se suman a los pecados más grandes, y un intento por mantenerse seguro sólo de los pecados más grandes no es una garantía, pues algunos dicen que el número de “pecados más grandes” es siete, otros cien, y otros dicen que son setecientos.

La honradez, que expresa respeto por uno mismo y por los demás, se opone a la deshonestidad que no respeta a la persona misma ni a los demás;la honradez es siempre digna de elogio, aún cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho;la honradez reconocida es el más seguro de los juramentos





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada